sábado, 27 de mayo de 2017

LOS ARCTURIANOS - QUÉ SIGNIFICA LA ASCENSIÓN?

LOS ARCTURIANOS - QUÉ SIGNIFICA LA ASCENSIÓN?




Viendo lo Oculto - Oyendo lo Inaudible - Sintiendo lo Invisible

La Ascensión no es una acción. La Ascensión es un “estado de la mente” y “una frecuencia del corazón”. El estado de la mente de la Ascensión es el flujo de las polaridades equilibradas en su pensamiento para encontrar el camino del medio. La frecuencia de su corazón es el enfoque constante y el re-enfoque de sus emociones del Amor Incondicional.

La Ascensión es el proceso de regresar al USTEDES que eran antes de comenzar su proceso de ser humanos tri/tetradimensionales. Sus expresiones dimensionales superiores están constantemente con ustedes para ayudarlos a recordar su verdadero SER durante su encarnación actual en una Tierra en un gran cambio. Una vez que recuerden al menos una de las expresiones superiores de su SER Multidimensional, han comenzado el proceso de restaurar la conciencia multidimensional que es innata a Su SER Superior.

Con la conexión en marcha de su SER Superior brillando la Luz Interdimensional y el Amor Incondicional hacia su corazón y su mente, su proceso de ascensión es activado mientras andan en su Camino en un planeta en una enorme transmutación.
Al expandir su conciencia más allá de la realidad tri/tetradimensional y hacia su realidad pentadimensional, recordarán como: VER lo que una vez estuvo OCULTO, OIR lo que una vez fue INAUDIBLE y SENTIR aquello que una vez fue INVISIBLE.

En otras palabas, al expandir su conciencia hacia el AHORA dimensional superior, sus percepciones también se expandirán. Entonces VERAN con su Clarividencia y OIRAN con su Clariaudiencia, y SENTIRAS con su Clarisciencia. Al inicio, puede ser difícil percibir una realidad que no pueden siquiera imaginar, pero es por eso exactamente que tomaron esta encarnación. Eligieron tomar esta encarnación para estar entre los primeros en ver lo oculto, oír lo inaudible y sentir lo invisible. Para caminar este Camino es importante que confíen completamente en su SER Dimensional Superior. Las personas que están alrededor pueden no percibir lo que están experimentando porque sus percepciones no están aún calibradas con el sistema operativo del AHORA pentadimensional. Mientras ellos estén calibrados con el sistema operativo tri/tetradimensional, todo está regido por el tiempo. Por lo tanto, ellos están esperando, trabajando para y deseando que “algo” suceda en el futuro.

No obstante, el futuro no está dentro del AHORA de la quinta dimensión. Por eso, la búsqueda tridimensional por lo que ustedes “desean” necesita ser reemplazada con el conocimiento pentadimensional de “quienes” son ustedes. El futuro está influenciado grandemente por el pasado, ya que ambos están unidos al tiempo. Mientras su conciencia esté limitada a sus percepciones tridimensionales, su pasado a menudo rige su presente a tal grado que es difícil crear un futuro “mejor”. El pensamiento tri/tetradimensional está tan unido al tiempo que percibe constantemente la realidad como si ella “FUE antes” o como espera “QUE SERA” en el futuro. Pero, USTEDES NO están en el pasado o el futuro! Por lo tanto es a menudo difícil para ustedes alterar su PASADO, o cambiar su FUTURO. Se les ha enseñado a “aprender más” de manera de que puedan “estar listos” para algo que “estará viniendo” cuando sea el tiempo correcto. Pero, qué si ese algo es justo AHORA? Su sistema operativo tridimensional está enfocado en lo que pueden percibir vía la visión, la audición y las sensaciones de su envase terrestre tridimensional. Por eso, sus percepciones tridimensionales no están acostumbradas a ver, oír, y/o sentir lo que perciben como ocurriendo en el “ahora”. Pero, al progresar en lo que pensarían como su futuro, ese “presente” pronto se vuelve su “pasado”. Estas percepciones del pasado pueden, y a menudo lo hacen, influenciar sus percepciones futuras. La enmarañada red tridimensional del Pasado, Presente y Futuro, está ahora siendo aumentada por sus sueños tetradimensionales y meditaciones. La cuarta dimensión está siendo aún regida por el tiempo, pero el tiempo corre mucho más rápido que el tiempo tridimensional.

Por ejemplo, pueden tener un sueño o meditación que parece tomar un largo tiempo, pero cuando regresan a su conciencia tridimensional pueden encontrar que muy poco tiempo ha pasado, o que más tiempo ha pasado del que pensaron. Qué si el evento que pensaron que perdieron, o que están preparando para el futuro, en realidad está ocurriendo AHORA? Solo porque no vean algo con sus ojos físicos, lo escuchen con sus oídos físicos o lo sientan con su cuerpo físico, eso no significa que no esté justo delante suyo, pero a una frecuencia de resonancia superior.

Han oído a un insecto volar a su lado tan rápido que pudieron escucharlo pero no verlo? Cuando sus ojos están cerrados no pueden ver quién está parado justo frente a ustedes. No obstante, podrían aprender cómo usar sus otros sentidos de olfato, audición, e instintos para reconocer que alguien está allí con ustedes. Si fueran sordos, aprenderían cómo leer los labios, sentir movimiento físico con su cuerpo y ser capaces de reconocer las emociones de los mensajes verbales mirando la cara y el movimiento del cuerpo. Ven cuán adaptable son si no tienen una opción? Justo AHORA, ustedes tienen aún una opción de sólo percibir la realidad vía su estado mental, visión, audición o sensaciones corporales tridimensionales. O pueden elegir comenzar a re-definir su concepto de la realidad.

Para muchos humanos, la realidad ha significado “aquello que es real en su mundo tridimensional”. Incluso sus sueños y aspiraciones no son reales, pero quizás las puedan manifestar en el futuro físico. Qué si la gran idea que están deseando poder manifestar ha llegado a su conciencia porque YA existe dentro del AHORA de la quinta dimensión?

Ustedes están parados al borde de una nueva manera de pensar, sentir, comprender, y vivir. Debido a que es tan diferente de lo que han conocido como “realidad”, pueden incluso no darse cuenta de que la vida ha cambiado.

Qué si su realidad fuera a cambiar repentinamente? Estarían felices, temerosos, enojados o tristes?

Han deseado que “otros” cambien su mundo, así que, qué si “ellos” ya lo cambiaron?

Pero, quienes son “ellos”, y ese “ellos” los incluye a “ustedes”?

Qué si la línea invisible entre el “ellos” y el “ustedes” desapareció y todos eran UNO?

Si todos eran UNO, significa que cuidarían, amarían, ayudarían y escucharían a cada UNO así como lo hacen consigo mismos?

Ya que muchos de ustedes NO se aman, ayudan, y/o escuchan totalmente a sí mismos, permanecería todo igual?

Qué si ya están conectados en UNO, pero están jugando viejos roles de una realidad que cambió hacia la siguiente dimensión cuando no estaban mirando?

Tantas preguntas sin repuestas! Ustedes, como humanos tridimensionales, han tenido muchas encarnaciones, en las cuales su Alma multidimensional estuvo tan rodeada por su envase físico, que olvidaron que tenían un Alma.

Su Alma reside dentro de las frecuencias superiores de la realidad, o no?

Ha estado su Alma por encima de ustedes, dentro suyo, alrededor suyo?

Estas preguntas fueron hechas mientras estaban en un estado de conciencia tridimensional, el cual está regulado por el tiempo, la separación, la limitación, la competencia, el fracaso y el éxito. Todos estos conceptos estaban separados uno del otro y aparentemente separados de su conciencia tridimensional.

Qué si NO había separación? Qué sino había “separación” entre sus pensamientos y emociones, entre los pensamientos y emociones de otros y los suyos? Qué sino había separación entre medio de lo que habían determinado entre “ustedes” y “yo”?

En una realidad pentadimensional, la separación e individualidad ya no existe de la misma manera que en la tercera dimensión. De hecho, incluso las realidades tetradimensionales tienen auras superpuestas. Por lo tanto, todos en el Plano Astral tetradimensional, excepto aquellos aún perdidos en el bajo Astral, tienen auras superpuestas.
En la quinta dimensión, el estado de conciencia de cada uno es claro para todos, como lo son sus pensamientos y emociones. Hay una fusión de auras, conciencia, pensamientos y emociones. NO hay concepto de “posesión” porque todos comparten. NO hay guerra porque todos se comunican con Amor y aceptación.

Cómo entra uno en esta dimensión maravillosa? Dónde es y cómo llegan allí?

La respuesta es que ustedes ya están allí porque son Multidimensionales. Por eso, no tienen que volverse pentadimensionales, ya lo son. No tienen que ir a la quinta dimensión, ya están allí. De hecho, ustedes ya están en muchas dimensiones dentro de las realidades dimensionales superiores del AHORA del UNO atemporal.

Sí, suena simple. Sólo liberen todas las versiones de su ser tri/tetradimensional y abracen a su SER pentadimensional. Sin embargo, no es tan simple. En todas sus encarnaciones, tener un cuerpo tridimensional significó que estaban “vivos”. Por eso, si dejan su cuerpo tridimensional, eso sería lo que conocen como estar “muertos”. Sin embargo, “muerto” es un término tridimensional. En realidad, si fueran a “morir” al envase tridimensional de su SER, ustedes se transmutarían hacia el envase tetradimensional de su SER. “Transmutarse” significa que cambiaron hacia una frecuencia superior de la realidad. Después de transmutarse hacia la cuarta dimensión, pueden decidir si desean regresar a la tercera para aprender algunas pocas cosas más, o avanzar hacia las octavas superiores de la cuarta dimensión y eventualmente regresar a su Ser pentadimensional.

Es allí donde necesitan recordar que nunca han dejado la quinta dimensión o la cuarta dimensión. El concepto de separación es un componente del pensamiento tridimensional y no existe en los niveles superiores de la cuarta dimensión y más allá. Así, su pensamiento necesita dar un salto para permitirles confiar en su Ser lo suficiente como para:

VER lo oculto,
OIR lo inaudible y
SENTIR lo invisible.

Pueden recordar esta habilidad innata expandiendo su “sentido del Ser” más allá de los conceptos tridimensionales de separación y limitación. Entonces, pueden permitir mejor a sus sueños tetradimensionales y sus ideas creativas ser tan REALES como el auto que están conduciendo y el hogar en el cual viven. Puede ser difícil para ustedes creer en lo que no pueden percibir. Sin embargo, si sus percepciones están limitadas al tiempo y al espacio, sólo pueden creer que las dimensiones tercera y cuarta son reales. Por lo tanto, es útil recordar cómo expandir su conciencia hacia la cuarta e incluso la quinta dimensión, mientras aún están vistiendo su envase terrestre. Esta expansión de la conciencia ha sido estudiada en muchas de sus encarnaciones.

Así, si pueden confiar en su guía interna, serán capaces de recordar, de regresar e incluso expandir su habilidad de extender su conciencia más allá de las limitaciones de su cuerpo tridimensional y de su aura tetradimensional. Una vez que expanden su “sentido del Ser” para incluir su cuerpo astral tetradimensional, las comunicaciones con su SER pentadimensional se volverán gradualmente normales. Al volverse un componente de su vida diaria estas comunicaciones con su SER pentadimensional, su conciencia resonará de forma creciente con la frecuencia de la 5D.

Ya que la frecuencia de su conciencia dirige la frecuencia de sus percepciones, sus percepciones dimensionales superiores los ayudarán continuamente para permitirle a su conciencia expandir el sentido de su Ser y visión de la realidad para acompasarse con las expresiones superiores de su SER Multidimensional. Por eso, es importante que encuentren su “núcleo multidimensional” y permanezcan conectados a su SER Superior. Su “núcleo multidimensional” rodea la fuerza Kundalini dentro del núcleo de su espina dorsal, así como su Cuerpo de Luz pentadimensional que está esperando su “regreso al SER”. Al meditar sobre la base de su Núcleo y permitirle a la “serpiente dormida” de su Kundalini despertar y elevarse en su espina, ustedes comienzan su proceso de regreso al Cuerpo de Luz pentadimensional.

Así como el Ser tri/tetradimensional está contenido por su cuerpo físico, su envase terrestre, su SER pentadimensional está contenido dentro de la Fuerza de la Kundalini que espera su despertar en la base de su columna. De esta manera, al regresar su conciencia a su SER Innato de quinta dimensión y más allá, rápida o lentamente crearán un nuevo cuerpo para contener las expresiones superiores de su Ser.

Muchos Maestros, como ustedes podrían ser un Maestro de la Energía, mantienen una versión de su ser físico en caso de que deseen comunicarse con aquellos aun vistiendo envases terrestres en la Gaia tridimensional.

Al ser activado su núcleo multidimensional, su sentido del Ser y experiencia de la realidad transmutarán hacia la siguiente octava de la quinta dimensión. Esta transmutación los conectará totalmente con su verdadero SER, mientras andan el Camino que eligieron antes de tomar esta encarnación.

Al “andar este Camino de Ascensión” expandirán su campo perceptual más allá de las limitaciones de la realidad tri/tetradimensional para acompasarse con la realidad pentadimensional entrante de:

VER lo que una vez estuvo oculto
OIR lo que una vez fue inaudible y
SENTIR lo que una vez fue imperceptible.

Lo más importante, compartirán su percepción expandida con otros para ayudarlos con el proceso de coyuntura de la Ascensión Personal y Planetaria.

Bendiciones,


Somos los Arcturianos

miércoles, 26 de abril de 2017

REMOCIÓN DE IMPLANTES

                         
(Extracto de las enseñanzas de Tobías y Saint Germain)


En los tiempos actuales de profundos cambios, de elevación de la conciencia humana y de la de nuestro planeta, se hacen necesarias herramientas que nos ayuden a esta transformación.

La remoción de implantes negativos es una potente herramienta que produce a nivel personal y, por resonancia, a nivel global, una limpieza en profundidad de todos los niveles, desde el energético al físico, dejando libre el camino para el contacto íntimo con nuestra divina presencia YO SOY.

Es conveniente hacerlo en tres períodos de veintiún días, repitiendo el proceso en los días primero, tercero, quinto y séptimo de cada periodo, dejar que transcurran veintiún días contados a partir del primer día y repetir hasta completar los tres períodos, aunque si se desea se puede ampliar el número de períodos, los que cada cual sienta, hasta la remoción total de implantes negativos.

Este trabajo es sumamente necesario e importante realizarlo y se recomienda que se haga llegar al mayor número de personas posible, por ello se te invita a que hagas copias a tus familiares, amigos y conocidos que lo precisen para que este Bendito Regalo, facilitado por los Ángeles y Seres de Luz con Amor, se expanda más y más.

¡Qué todo sea para nuestro Supremo Bien y para el Supremo Bien de la vida en todas partes!

El proceso
Cuando estés listo para remover implantes:
1. Toma dos horas para este proceso o bien comienza el proceso una hora antes de tu hora normal de dormir. Desconecta el teléfono y haz lo necesario para asegurar que no seas molestado.

2. Acuéstate en tu espacio privado. Si duermes con alguien, hacedlo juntos o ve a dormir antes, tal como se indica con anterioridad. Esta sesión requiere consentimiento consciente para que funcione.

3. Los primeros quince minutos de la sesión consisten en escuchar (o leer) y repetir la renuncia de votos. Esto es muy importante y requiere la participación de tu consciente. La revocación de votos es un proceso sagrado.

4. Permítete estar en un estado de concesión y rendición.
¿Qué esperar durante el proceso?

1. Sensaciones y movimiento de energía dentro y alrededor de tu cuerpo son normales. Si en algún momento durante el proceso experimentas tensión en cualquier parte de tu cuerpo, relájate, respira y piensa: LIBERA.

2. Pueden surgir charla mental, inquietud, emociones fuertes y aún nausea o calambres estomacales. Son normales. Relájate, respira y piensa: LIBERA.

3. Puedes tener visiones de diversos colores girando, particularmente violeta y azul.

4. Después de haber terminado con la revocación de votos y hacer aceptado la liberación de implantes, puede ocurrir un estado somnoliento, alterado. Durante este tiempo los Maestros y cirujanos etéreos están trabajando contigo "fuera del cuerpo".

5. No esperes nada. Lo que sea que experimentes es apropiado para ti, ya que este proceso es personal y profundamente diferente para todos, cada uno tiene diferentes experiencias. Esto está bien y no significa que estés haciendo nada "mal".

Bueno, ¿listo? ¡Comencemos! ¡Tu compromiso hacia tu crecimiento y camino de servicio al mundo es loable!
El proceso de Curación y Revocación

Recita en voz alta la revocación de votos que sigue:
Yo apelo al Padre para calmar mis miedos y para apagar todo mecanismo de control externo que pueda interferir en esta curación. Yo pido a mi Ser Superior que cierre mi aura y establezca un canal crístico para los propósitos de mi curación para que sólo las energías crísticas puedan fluir hacia mí. No se podrá hacer otro uso de este canal que no sea el flujo de energías crísticas.

(Imagina una rotación igual a las manecillas del reloj de una energía violeta alrededor de tu cuerpo y de todo en tus derredores inmediatos. Esta energía rotatoria continuará por toda una hora y media o a través de la noche si estás haciendo este procedimiento antes de dormir).

Ahora apelo al Arcángel Miguel, de la decimotercera Dimensión, para que selle y proteja completamente esta sagrada experiencia. Ahora apelo al Círculo de Seguridad de la decimotercera Dimensión para que selle, proteja y aumente completamente el escudo de Miguel, así como para que remueva cualquier cosa que no sea de naturaleza crística y que exista actualmente dentro de este campo. Ahora apelo a los Maestros Ascendidos y a nuestros asistentes crísticos para que remuevan y disuelvan completamente todos y cada uno de los implantes y sus energías sembradas, parásitos, armas espirituales y dispositivos de limitación autoimpuestos, tanto conocidos como desconocidos. Una vez completado esto, apelo por la completa restauración y reparación del campo de energía original, infundido con la energía dorada de Cristo.

Repite esto:
¡YO SOY Libre! ¡YO SOY Libre! ¡YO SOY Libre! ¡YO SOY Libre! ¡YO SOY Libre! ¡YO SOY Libre! ¡YO SOY Libre!
(para que esta curación sea permanente, debemos cerrar las puertas que lo permitieron en primer lugar).

Repite lo siguiente:

Yo, el ser conocido como (declara tu nombre) en esta encarnación particular, por este medio revoco y renuncio a todos y a cada uno de los compromisos de fidelidad, votos, acuerdos y/o contratos de asociación que ya no sirven a mi bien más elevado, en esta vida, vidas pasadas, vidas simultáneas, en todas las dimensiones, períodos de tiempo y localizaciones o dondequiera más en la Mente de Dios. Yo ahora ordeno a todas las entidades que están ligadas con esos contratos, organizaciones y asociaciones a las que ahora renuncio, que cesen y desistan, y que abandonen mi campo de energía ahora y para siempre y en forma retroactiva, tomando sus artilugios, dispositivos y energías sembradas en nosotros. Para asegurar esto, Yo ahora apelo al Sagrado Espíritu Shekinah para que sea testigo de la disolución de todos los contratos, dispositivos y energía sembradas que no honran a Padre/Madre Dios. Esto incluye todas las alianzas y seres que no honran a Padre/Madre Dios como Supremo. Además, Yo pido que el Espíritu Santo atestigüe la liberación completa de todos los contratos, dispositivos y energías sembradas, tanto conocidas como desconocidas que infligen la voluntad de Padre/Madre Dios. Yo declaro esto en adelante y retroactivamente. Y así sea.

Yo ahora vuelvo a garantizar mi alianza con Padre/Madre Dios, a través del dominio del Cristo y a volver a dedicar mi ser entero, mi ser físico, mental, emocional y espiritual a la vibración de Cristo, desde este momento en adelante y en retroactivo. Más aún dedico mi vida, mi trabajo, todo lo que pienso, digo y hago y todas las cosas en mi ambiente que todavía me sirven, a la vibración de Cristo también. Además dedico mi ser a mi propia automaestría y al camino de la ascensión tanto del planeta como del mío. 

Habiendo declarado todo esto, Yo ahora autorizo al Cristo y a mi propio Ser Superior para que hagan cambios en mi vida para acomodar esta nueva dedicación y Yo le pido al Espíritu Santo que atestigüe esto también. Yo ahora declaro esto a las energías masculina/femenina de Dios. Que sea escrito en el Libro de la Vida. Que así sea. Gracias Dios.

(Ahora permítenos sanar y perdonar colectivamente todos estos aspectos de ti que hicieron los acuerdos y a todos los que participaron en tu limitación de cualquier forma. Por favor, incluye en esta oración de perdón a quienquiera que necesites perdonar conscientemente, así como aquellos desconocidos para ti. Perdona todo lo que te ha ofendido. Lo que sea que te haya hecho amargado, resentido o infeliz, perdónalo. De dentro y de fuera, perdónalo. Cosas pasadas, cosas presentes, cosas futuras, perdónalas).
Repite lo siguiente:

Al Universo y a la Mente de Dios Entera y a cada ser en Ella, a todos los lugares donde he estado, experiencias en las que he participado y a todos los seres que necesitan esta sanación, ya sean conocidos como desconocidos para mí, Yo ahora sano y perdono cualquier cosa que nos ate. Acudo al Santo Espíritu Shekinah, al Señor Metatrón, al Señor Maitreya y a Saint Germain para que ayuden y sean testigos de esta sanación. Mis bien amados Yo os perdono por todo lo que necesite ser perdonado entre vosotros y yo.. Yo os pido que me perdonéis por todo lo que necesite ser perdonado entre vosotros y yo. Lo más importante, Yo me perdono a mí mismo por todo lo que necesite ser perdonado entre vosotros y yo.

Estamos ahora colectivamente sanados y perdonados, sanados y perdonados, sanados y perdonados. Todos estamos ahora elevados a nuestros seres crísticos. Nosotros estamos llenos y rodeados con el amor dorado de Cristo. Nosotros somos libres de todas las vibraciones de tercera y cuarta dimensión de miedo, dolor e energías sembradas ahora están liberadas y curadas. Yo ahora apelo a Saint Germain para que transmute y rectifique con la llama violeta todas mis energías que me fueron quitadas y las regrese a mí ahora en estado purificado.

Una vez que estas energías han regresado a mí, Yo pido que esos canales, a través de los cuales se drenaba mi energía, sean disueltos completamente. Yo pido al Señor Metatrón que nos libere de las cadenas de dualidad. Yo pido que el código de Luz del Dominio del Cristo sea colocado sobre mí. Yo pido al Espíritu Santo que atestigüe que esto se cumpla. ¡Y así es!

Yo ahora pido al Cristo que esté conmigo y sane mis heridas y cicatrices. Yo también pido al Arcángel Miguel, que Yo sea protegido por siempre de las influencias que me impiden hacer la voluntad de nuestro Creador. ¡Y así sea!

Yo doy gracias a Dios, a los Maestros Ascendidos, al Comando Ashtar, a los Ángeles y Arcángeles y a todos los demás que han participado en esta curación y elevación continua de mi Ser.
¡Selah. Santo, Santo, Santo es el Señor Dios del Universo!

No te muevas durante una hora y media. Descansa en los brazos del Radiante mientras los Cirujanos Etéreos del Comando Ashtar remueven los implantes completamente. Puedes desear dormirte, descansando seguro de que estás el camino de la Ascensión ¡y nadie puede interferir en tu logro de la Maestría!
Después de la sesión:

Esta curación dispara un ciclo de limpieza de veintiún días que continuará abriendo tu vida en muchas formas. En la primera semana o segunda puedes tener sueños inusuales. Este es un período de desalojo natural. O puedes no tener sueños en absoluto, haciendo un trabajo de procesamiento muy profundo. En cualquier caso, no te preocupes, ambos son normales. Pon particular atención en la forma que tus propias percepciones del mundo puedan cambiar. No te sorprendas si el mundo se ve mucho más brillante y te sientes seguro en él. La gente puede parecer más amigable y caminar por tu vida, áreas que han estado cerradas previamente para ti están ahora abiertas. Tiene que pasar algún tiempo, al menos treinta días, antes de que puedas comprender totalmente las diversas formas en que se ha afectado tu vida y tú mismo.

Ciertos beneficios de este proceso incluyen:

1. Sentimientos de calma interna y claridad.
2. La charla mental interna está más tranquila.
3. La tensión interna se ha ido.
4. Se gana o se mejora la habilidad de canalizar.
5. Un sentimiento de un nuevo sentido de propósito y significado en la vida.
6. Sentimientos de amor, paz y júbilo.
7. La vida mejora en todas las áreas.
8. Sentido de Unidad; conciencia espiritual elevada.
9. Disolución de relaciones no productivas.

Hay protección construida contra una nueva implantación, en parte porque una vez que se hace la revocación de votos completamente, tu libre albedrío y deseo de permanecer libre de implantes y dispositivos de limitación espiritual te impedirá ser implantado nuevamente. También serás agregado a la red de protección del comando Ashtar. Etéreamente se te verá como un cinturón dorado ancho que se mueve defensivamente alrededor de tu campo de energía cuando lo necesites.

Sin embargo, el libre albedrío consciente y la resistencia subconsciente pueden anular la liberación de todos los votos. Asegúrate que tu intención sea liberar TODOS los votos y acuerdos. Si no estás seguro, repite la revocación de votos. Si no te sientes absolutamente limpio y con todo terminado después, repite la sesión entera.
Si tú ya eres un Canal o un Sanador:

Como canal encontrarás este proceso de particular importancia. Los implantes bloquean tu claridad y actúan como cizaña a través de tu canal y conexión con tu Ser Superior. Estos representan líneas telefónicas hacia vibraciones menores a las crísticas en el plano astral y son la fuente de mucha desinformación. Mientras tengas implantes y los contratos unidos a estos, eres sujeto de recibir comunicaciones mezcladas. Insiste sólo en comunicaciones de vibración crística. Tú tienes una responsabilidad hacia ti mismo y hacia aquellos que te escuchan de traer la información lo más alta posible. Debido a que los implantes han estado contigo tanto tiempo, los seres que te los transmitieron se sienten familiares. Estáte dispuesto a volver a desafiar a tus fuentes después de hacer esta curación. Si te encuentras con que uno o más de tus guías se ha ido, sabe que guías de vibración superior vendrán a reemplazarlos. Aún canales famosos y experimentados pueden ser engañados por sus propios guías. Ser un canal no garantiza calidad. Recuerda: ¡Un canal es tan claro así como ellos mismos son claros!
Para sanadores, cuando sea que estén actuando como canal de energía o curación, su propio campo de energía debe ser tan claro como sea posible. Es posible transmitir implantes, sin saberlo, de una persona a otra. Como curador tú probablemente has sido "golpeado" por la negatividad de tus pacientes de vez en cuando. Puede sentirse como un golpe negativo, dolor de cabeza o emociones de baja vibración moviéndose a través tuyo. Mientras tengas tus implantes estarás sujeto a estar en el extremo de dar o recibir. Para protegerte a ti mismo y a tus clientes haz este procedimiento de revocación de implantes en ti mismo y entonces, cuando estés listo, ayuda a tus pacientes o enséñales cómo remover ellos mismos sus implantes. La liberación de implantes debe ser parte de cualquier práctica de curación.
Patrocinando a otro:

Tu puedes patrocinar a una persona como a un niño, esposo o adulto incapacitado o enfermo. Puedes decir la revocación de votos por ellos, ya que tienes autoridad espiritual para actuar en su nombre (porque ellos están en tu vida y ustedes están juntos por alguna razón ¡tal vez sólo por esta razón). Es preferible obtener el consentimiento en el nivel físico de cualquiera con quien hagas la revocación de votos y la liberación de implantes, pero algunas veces el consentimiento no siempre es posible. Ten en mente la Ley Universal del "libre albedrío" que declara que tú no puedes interferir con el crecimiento de otros a menos que ellos te lo permitan. El permiso está implícito de aquellos que no son capaces de expresarlo debido a una incapacidad física o por otras razones.
Kodoish, Kodoish, Kodoish, Adonai Tsebayoth (Santo, Santo, Santo es el Señor Dios del Universo)



miércoles, 19 de abril de 2017

ASCENSION A LA QUINTA DIMENSION

Jose Luis Martinez Garcia en ASCENSION A LA QUINTA DIMENSION
17 de abril a las 16:34

LOS ÚLTIMOS DÍAS DE LA TIERRA


Todos los seres de la Tierra (humanos, animales y plantas) ahora están pasando sus últimos momentos aquí. Estas palabras pueden aplicarse también a los seres que permanecerán en este planeta incluso después de su ascensión a la quinta dimensión, porque la Tierra de la quinta dimensión será un mundo completamente distinto al de la Tierra actual. Por lo tanto, para todos los seres que se encuentran en este planeta, estos son los últimos momentos que tenemos para pasar en la Tierra material de la tercera dimensión.

Antes de iniciar esta vida, todos pasamos por el proceso de evaluar nuestras experiencias acumuladas y planificar esta vida. En particular, todos nosotros planeamos cómo íbamos a experimentar el Gran Cambio de la Tierra. En el caso de cualquiera que tenga un Yo Superior en la quinta dimensión, o en una dimensión superior, el Yo Subordinado en la Tierra se reunirá con el ser de arriba en algún momento durante el Gran Cambio. Según lo que ya se planificó antes de esta vida, cualquiera que ascienda a la quinta dimensión tiene la opción de quedarse en la Tierra después del Gran Cambio o de trasladarse a algún otro mundo en el universo de la quinta dimensión. En el caso de los seres cuyas conciencias son inferiores a la quinta dimensión, ya se ha decidido que se trasladarán a otros mundos que sean adecuados para sus frecuencias.

Dado que el rumbo de cada ser ya está decidido, la última fiesta de despedida, que ha sido preparada por los dirigentes del Proyecto Gaia, acaba de empezar. No es un tipo de fiesta en la que todos se emborrachan y alborotan mientras olvidan su existencia. En lugar de eso, es una fiesta en la que todos recuperan unos recuerdos vagos sobre sí mismos y se preparan para los últimos momentos en los que todo el mundo podrá acelerar su crecimiento espiritual.

Puesto que el suelo ya ha empezado a temblar y el clima ha perdido sus pautas estables, esta valiosa época ha llegado para todos los seres humanos, una época en la que sentirán que les falta algo. Todos los seres que han permanecido en la Tierra a través de repetidas encarnaciones pronto estarán dispersos por toda la galaxia. El momento de la separación acaba de empezar. Independientemente de su nivel de consciencia o de su misión, la mayor parte de los seres que han estado viviendo en la Tierra pronto tendrán que hacer las maletas y emprender un largo viaje.

Cuando llegue el momento de la separación, la gente tendrá unos minutos para el remordimiento y unos minutos para unirse con el Origen del universo. Tanto si cuidamos bien de nuestros prójimos como si les causamos dolor, todos desempeñamos nuestros papeles en el proceso de aprendizaje mutuo, ayudando a otras personas a prender.

Las personas que me trataron mal fueron, en realidad, unos maestros maravillosos. Todos hemos trabajado duro para ser maestros de otros, compartiendo tiempos buenos y malos, pero ha llegado el momento de la separación de todos los seres de la Tierra. Todavía no podemos recordarlo bien pero, en cuanto nos desprendamos de nuestros cuerpos humanos físicos, todos recordaremos el pasado por entero y echaremos de menos todas las cosas relativas a la Tierra. Por encima de todo, todos nosotros nos despertaremos a nosotros mismos y nos daremos cuenta de que, al principio, todo tuvo origen en una fuente.

Durante el resto del tiempo que permanezcamos en la Tierra, independientemente de lo que nos ocurra a nosotros o a las personas de nuestro entorno, no deberíamos ver simplemente el fenómeno concreto, sino que también deberíamos observar su naturaleza intrínseca.

Cuando comprendamos el profundo significado del universo que se oculta detrás del fenómeno, todo cambiará y se convertirá en dicha. El verdadero significado del Gran Cambio de la Tierra no es traer tristeza y dolor a las personas a través del derrumbamiento del planeta, sino hacer que estas experimenten que la tristeza se convierte en alegría y el dolor en satisfacción, y despertar a la gente a la comprensión de que todos los seres se originaron en una sola fuente. El universo nos hará saber que no hay ningún motivo para sentir resentimiento o para culpar a nadie, porque todo lo que nos ocurre es el resultado de nuestras propias elecciones. A través de este autodespertar, tendremos la oportunidad de dar un salto en la consciencia. Este es el propósito del Gran Cambio de la Tierra.
Algunos buscadores espirituales creen que los humanos son capaces de crear o cambiar cualquier cosa con su mente, pero eso está lejos de ser verdad. El Gran Cambio de la Tierra que está ocurriendo ahora no puede ser detenido, modificado o pospuesto por nadie en la actualidad. No puede ser modificado, ni debería ser modificado. Todos los cambios que están teniendo lugar ahora son para el progreso de todo el universo y de todos los seres del universo.

Hwee-Yong Jang


miércoles, 8 de febrero de 2017

ACTUALIZACIÓN SOBRE EL PROCESO DE ASCENSIÓN

ACTUALIZACIÓN SOBRE EL PROCESO DE ASCENSIÓN (TRADUCCIÓN AL ESPAÑOL)

2017 01 22
Canalizado por el Ángel Aurora:


Ha habido muchas preguntas y confusiones en los últimos tiempos sobre cómo va a ser el Proceso de Ascensión, lo que ha sucedido, y lo que aún tiene que suceder. El Proceso de Ascensión (también referido cómo elevar la conciencia o elevar la vibración) se activa por una energía universal conocida cómo el “Cinturón de Fotones”. El “Cinturón de Fotones” ha sido llamado “Materia Oscura” por la comunidad científica, y actualmente está siendo estudiado por los que están en los campos de la Astronomía y Astrofísica. El “Cinturón de Fotones” aparece cómo una banda oscura en el espacio. Lo que el “Cinturón de Fotones” contiene es una energía vibracional superior, y en realidad es muy similar a una línea de demarcación entre los planos dimensionales.
El “Cinturón de Fotones” ha llegado a su punto más cercano a la Tierra en el año 2013, permaneciendo allí durante los próximos 11 años. Debido a la presencia del “Cinturón de Fotones”, el aumento en la vibración del planeta (Ascensión) está empezando a tener lugar; una persona, una zona, una comunidad a la vez…

De éste modo, hay lugares donde la Ascensión ya ha comenzado.

Durante dicho período de 11 años, aquellos que están tomando la decisión de alejarse de ésta energía (te sorprendería saber cuántas personas tienen miedo del cambio), dejarán la Tierra a través de la muerte, para continuar su proceso de encarnación en otro lugar o en otro planeta llamado Stahlen. Después de que el período de 11 años termine, todo el que se quede en la Tierra habrá completado su proceso de Ascensión.

La Ascensión no se limitará a suceder un día para todo el mundo; se asemeja mucho más a una puerta que se ha abierto, y el plazo de 11 años es el tiempo que se les dará a todos los individuos para cruzar a través de esa puerta o no.
Un alma será capaz de iniciar el proceso de llegar a lo que se conoce como la Conciencia de Cristo (también llamada Conciencia Cósmica). Ese estado de conciencia puede ser alcanzado por un individuo, sociedad, cultura o comunidad mediante la liberación de la ira, el odio, el miedo y la duda. Una vez que alguien llega a la Conciencia de Cristo y experimenta el proceso de Ascensión, no va a desaparecer o dejar el planeta, porque la Tierra misma se moverá completamente hacia el nuevo espacio dimensional superior.

De hecho, desde 1987 ha habido dos Tierras. Los dos planetas se superponen en la experiencia, pero ocupan dos frecuencias de vibración diferentes. Desde ese momento, la “Nueva Tierra” o Tierra 5D (Quinta Dimensión) como muchos la llaman, ha ido cambiando y se ha movido hacia arriba (o hacia adelante) en la vibración, mientras que la “Vieja Tierra” o Tierra 3D (Tercera Dimension), se ha mantenido en su mismo espacio vibratorio.

Durante la redacción de este mensaje, las dos Tierras todavía comparten cierta superposición, pero la distancia entre los estados vibracionales sigue creciendo y creciendo.

La presencia del “Cinturón de Fotones” está ayudando en ese proceso, ya que está empujando entre todos los escombros, pensamientos y creencias (tanto individual como colectivamente) que pertenecen al Ego. A medida que se presiona ésta energía fuera de los individuos, ciudades, países, grupos y así sucesivamente, cada una de ellos será entonces capaz de completar el paso de una frecuencia dimensional a la otra.

Otro de los beneficios del “Cinturón de Fotones” es que se ha formado un puente entre éstas dos dimensiones. Éste puente dimensional está abierto desde Septiembre de 2009. Al cruzar el puente del “Cinturón de Fotones”, se elimina todo lo que vibra en la frecuencia 3D. Uno no va a llegar al otro lado del puente hasta que su vibración se limpie de todo lo que sea del Ego (yo inferior). Durante éste proceso, el nivel de conciencia crece una vez más, pasando al individuo de la Conciencia Cósmica a la Conciencia Universal (también conocida como la Conciencia de Unidad).

¿Cómo saber si ya has hecho esa transición a través del puente dimensional?

Hay cuatro signos principales de que estás en el mundo 5D.

El primero es que serás capaz de separarte por completo de lo que está sucediendo en el mundo. Todavía puedes estar interesado en verlo, y en participar en los cambios, pero ya no te sentirás molesto al ver la violencia o las dificultades que otros están experimentando. El desapego se refiere a la distancia emocional; no se pretende fingir que algo no está sucediendo, sino que se trata de no permitir que afecte a tu estado emocional. Muchos otros pueden ver ésto como frío o indiferente, pero en realidad el estado de desapego es la evidencia de que ya no compartes tu vida con la energía del mundo 3D.

En segundo lugar, te vuelves invisible para los demás. Ésta puede ser una invisibilidad física cuándo por ejemplo haces recados, conduces, o interactúas en espacios públicos, dónde la gente casi tropieza contigo. (No te preocupes, tus guías estarán allí para evitar una colisión real).

Ésto es porque el sistema entero de tu cuerpo vibra a una velocidad mucho más alta que el de otros en ese mismo espacio, y por lo tanto no te pueden ver hasta que estés muy, muy cerca de ellos. Otra forma de invisibilidad es la distancia emocional que puede crecer con las personas que alguna vez estuvieron cerca de tí. Si te resulta cada vez más difícil ponerse en contacto con los demás, porque te hacen sentir drenado, juzgado, o simplemente encuentras que ya no entienden tu vida, entonces esa es tu evidencia de la invisibilidad emocional.

En tercer lugar, tus habilidades de manifestación se agudizan. Tu prueba es que se muestran justo cuando lo necesitas (pero no necesariamente antes). Se trata de estar en un estado verdaderamente receptivo, donde se te guiará en su totalidad por la intuición para llevarte justo a dónde y cuándo tienes que estar. Verás que la gente alrededor dirá lo afortunado y bendecido que eres, pero tú sabrás que todo el mundo es bendecido, si sólo cada persona puede reconocerlo dentro de sí mismo. Ésto ocurre porque tú eres uno con tus necesidades, y la influencia del Ego (que entorpece el proceso de manifestación) ha sido neutralizada.

Por último, se siente una paz que sobrepasa todo entendimiento, una paz que habita en cada célula de tu cuerpo, una sensación de paz con todo lo que es, fue y será. Has trascendido la influencia del Ego. Todavía existe, y todavía habla contigo, pero ¡ya no volverás escucharlo! Se habrá neutralizado, ya que has trabajado a través del inventario de patrones, emociones y creencias de tu vida pasada. Porque si no te ocupas de liberar la porción de vida pasada del proceso de Ascensión, entonces la estás dejando dentro de tu esencia cómo una munición para que el Ego la use en tu contra. Mientras exista ésta munición, no serás capaz de trascender la influencia del Ego. Una vez que llegues a ese estado de paz, estarás en lo que se conoce como la Conciencia Universal, que es el estado de ser en 5D.

Durante los 11 años de éste tiempo transitorio, la Tierra seguirá siendo dos mundos. Pero descubrirás que poco a poco y persona-a-persona, tú serás menos invisible y más gente podrá verte e interactuar contigo una vez más. Ésta experiencia indica que esas almas también han pasado por el portal dimensional.

Si no estás seguro de dónde te encuentras, eres cómo muchos de los que están viajando en algún lugar entre los dos mundos, en el puente dimensional, viviendo algunos días en 5D y otros días en 3D. Mira tus pensamientos, sentimientos y creencias para descubrir en tu interior lo que todavía está vibrando a una frecuencia 3D. Una vez que le hayas puesto fin (y tienes tiempo de sobra para hacerlo), entonces serás capaz de vivir plenamente en el mundo 5D, sin posibilidad de volver a una frecuencia más baja.

¿Qué pasará con aquellas almas que optan por permanecer en 3D?

Simplemente llevarán a cabo su obligación kármica restante en otro mundo 3D. El proceso de aprendizaje para su alma continuará, ya que es un proceso para todos los que están ahora, o estarán pronto viviendo en 5D. Sin embargo, las lecciones y experiencias serán muy diferentes. La Vieja Tierra dejará de ser, ya que será totalmente sustituida por la Nueva Tierra. Éste cambio no ocurrirá en un cataclismo, sino a través de un proceso de superposición de vibración y de desplazamiento. Aquellas almas que eligen vivir en un reino 3D saldrán a través del proceso de la muerte, sólo para ser reencarnados en su nuevo lugar planetario de aprendizaje.

Cada alma extraerá en su vida la información que necesita leer, observar y experimentar, con el fin de que sean capaces de atravesar la ventana temporal de la Ascensión. No habrá ningún gran cambio que ocurra en un día; es un proceso para ser completado.

Una vez que hayas llegado, lo sabrás por la la alegría de tu corazón, el desapego de los problemas que te rodean, y la paz que emana de tu propio ser.

Amor, Aurora

EN INGLÉS EN EL ORIGINAL

TRADUCCIÓN INGLÉS-ESPAÑOL: Eva Villa, redactora en la gran familia de hermandadblanca.org

domingo, 4 de diciembre de 2016

ENFERMEDADES DE TRASMISIÓN ESPIRITUAL

ENFERMEDADES DE TRASMISIÓN ESPIRITUAL    

                   
Así como las enfermedades de transmisión sexual, tan contagiosas que afectan a grupos y subculturas enteras, las de trasmisión espiritual son enfermedades del ego y, en consecuencia, enfermedades muy sutiles, enfermedades casi invisibles, tanto en nosotros como en nuestra comunidad. Y lo invisible es, por definición, imposible de ver y nada hay tan invisible como el ego humano, verdadero meollo de las enfermedades de transmisión espiritual.

Y, si bien, en las enfermedades de transmisión sexual, los agentes infectados son nuestros fluidos corporales, las enfermedades de transmisión espiritual afectan, entre otros, a nuestros conceptos, nuestras percepciones y nuestra confusión egoica. Y la sutileza e invisibilidad de esos contaminantes los hace muy difíciles de detectar.

En este tipo de enfermedades, el ego se combina lentamente —tan lentamente que suele pasar desapercibido— con nuestros anhelos y comprensiones espirituales hasta que la “dolencia” espiritual empieza a devoramos sigilosamente, como si de un parásito se tratara. Y si no les prestamos la necesaria atención, acaba obstaculizando nuestra visión e impidiendo nuestro desarrollo.

11  ENFERMEDADES DE TRANSMISIÓN ESPIRITUAL

Enumeremos ahora, sin pretensión de ser exhaustivos, algunas de las enfermedades de transmisión espiritual más comunes.

1.   La espiritualidad tipo comida rápida

La combinación entre la espiritualidad y una cultura que celebra la velocidad, la multitarea y la gratificación instantánea nos aboca necesariamente a una espiritualidad tipo comida rápida. Súper Size Me, un documental centrado en McDonald, puso de relieve la dolorosa realidad de la cultura de la comida rápida, una mentalidad que se extiende bastante más allá del mundo de los restaurantes. Son muchos los libros, movimientos y maestros espirituales que prometen a sus lectores y demasiadas cosas a cambio de muy poco. Libros tan populares como el Manual de la iluminación pura holgazanes sugieren la posibilidad de iluminarse sin realizar el menor esfuerzo. Hay quienes dicen que basta, para ello, con asistir a un “intensivo de iluminación” de fin de semana. La espiritualidad tipo comida rápida es un producto de la creencia de que la liberación del sufrimiento inherente a la condición humana puede ser sencilla y rápida. Pero lo cierto, no obstante, es que la transformación espiritual no es sencilla ni rápida. Aunque, en algunos casos, el bikram yoga o un intensivo de fin de semana pueden proporcionar un pequeño atisbo de la no dualidad o abrir las puertas a la espiritualidad y al mundo interior, no deberíamos, en modo alguno, confundir estos “fogonazos” o “subidones” provisionales con un proceso de transformación que, una vez asumido, acaba convirtiéndose en algo continuo y cada vez más profundo.

2. La falsa espiritualidad

La falsa espiritualidad consiste en la tendencia a hablar, vestirse y actuar como creemos que debe hacerlo una persona espiritual. Se trata de un tipo de espiritualidad que, como el tejido de piel de leopardo imita la piel de leopardo, se li-mita a emular la realización espiritual, una enfermedad, por otra parte, más frecuente dentro del ámbito de la cultura de la Nueva Era, que se manifiesta cuando el ego se apropia de verdades espirituales y cree en la posibilidad de acceder a estados elevados de conciencia imitando externamente el aspecto y la conducta que supone que caracterizan a las personas iluminadas. Y es que, del mismo modo que el niño juega a ser bombero cogiendo la manguera del jardín o que la niña remeda a su madre colocándose sus zapatos de tacón y maquillándose, el adulto humano se disfraza, en un intento de emular la conducta de las personas supuestamente espirituales, con algún tipo de ropaje espiritual. Luego asiste a acontecimientos espirituales y, de un modo tan sencillo, cree haber accedido a las enseñanzas de la sabiduría perenne de los místicos de todos los tiempos, sin necesidad de emprender el trabajo real necesario para experimentar el arduo y profundo proceso de transformación interior.

3. Motivaciones confusas

Ésta es una enfermedad que hunde sus raíces en la motivación que nos lleva a emprender el camino espiritual. Y es que, por más auténtico y puro que sea nuestro deseo de crecer, a menudo se entremezcla con motivaciones no tan puras, como el deseo de ser amado, el deseo de pertenencia, la necesidad de llenar nuestro vacío interior, la creencia de que el camino espiritual acabará con nuestro sufrimiento y la ambición espiritual, es decir, el deseo de ser especial, de ser el mejor, de ser “el número uno” .

Aunque la confusión resulte inevitable cuando, por vez primera, nos embarcamos en el camino espiritual, si nuestra práctica espiritual no pone finalmente de relieve las fuerzas que inconscientemente estén operando, puede acabar provocando una enfermedad. En tal caso, podemos sucumbir al impulso de satisfacer nuestras necesidades psicológicas de aceptación, significado y singularidad, soslayando las posibilidades más profundas que nos brinda la vida espiritual. Pero, en tal caso, no lograremos satisfacer nuestras expectativas y, en lugar de entender el fracaso percibido corno un aspecto del camino, culparemos a Dios, a nuestro maestro o al camino y acabaremos decepcionándonos del desarrollo espiritual.

4. La identificación con las experiencias espirituales

«El despertar religioso que no orienta al soñante hacia el amor le ha despertado en vano», escribió la cuáquera estadounidense Jessamyn West. Por más profundo que sea el impacto provocado por las experiencias místicas y no duales —quizás el mayor de los cuales sea el de iniciarnos a un compromiso vital con el camino espiritual y a una vía de servicio— no es lo mismo acceder a los estados no duales de conciencia que llegar a integrarlos. En esta enfermedad, el ego se identifica con las experiencias espirituales y, tomándolas como algo propio, empieza a considerarse —en una forma de inflación del ego— artífice de las comprensiones que, en ocasiones, afloran en su interior. Y aunque, en la mayoría de los casos, esta enfermedad no dure indefinidamente, tiende a afectar durante mucho tiempo a quienes creen estar iluminados y/o funcionan como maestros espirituales.

Hay veces en que la identificación con las experiencias espirituales es tan profunda que uno acaba perdiéndose. El santo indio del siglo xx Meher Baba emprendió la tarea de buscar masts, es decir, practicantes espirituales atrapados en elevados estados de intoxicación espiritual y ayudarles a integrar su conocimiento para convertirse, de ese modo, en seres humanos más auténticos y funcionales.

«La iluminación súbita del satori es un concepto sumamente resbaladizo», escribió el autor húngaro Arthur Koestler. En la mayoría de los casos y, a pesar de nuestro esfuerzo por aferrarnos a ellas y de mantenerlas, las experiencias místicas acaban desvaneciéndose. Si combinamos esto con las humillantes realidades del cuerpo, la enfermedad y las relaciones humanas, acabamos descubriendo que las experiencias místicas son, en esencia, simples experiencias.

5. El ego espiritualizado

Esta enfermedad se presenta cuando la estructura de la personalidad egoica se confunde con conceptos e ideas espirituales provocando, como resultado, lo que Llewellyn Vaughan-Lee llama una estructura egoica “a prueba de balas”. Cuando el ego se espiritualiza, nos tornamos invulnerables a la ayuda, a los nuevos inputs y al feedback constructivo. Entonces es cuando, en nombre de una supuesta espiritualidad, nuestro desarrollo espiritual se atrofia y acabamos convirtiéndonos en seres humanos impenetrables. El ego espiritualizado se manifiesta entonces en modalidades que abarcan el amplio abanico que va desde lo sutil hasta lo extremo, un ejemplo de lo cual es lo que he acabado denominando “novios zen” o “novias zen”, que echa mano de conceptos, ideales y prácticas espirituales para eludir la autenticidad y vulnerabilidad características de la auténtica relación amorosa.’

6. Producción en masa de maestros espirituales

Muchas tradiciones espirituales modernas llevan a la gente a creer que se encuentran en un nivel de desarrollo o iluminación espiritual que se halla muy lejos de la realidad. Son muchos, tanto en Oriente como en Occidente, los maestros espirituales mediocres que enseñan a sus sinceros discípulos niveles bastante menos que óptimos. Ésta es una enfermedad que opera como una especie de cinta transportadora espiritual: ¡Ten esta experiencia, logra esa comprensión y estarás iluminado!… y en condiciones, según parece, de iluminar a otros del mismo modo.

El problema no es lo que esos maestros enseñan, sino el hecho de que se presentan como si hubiesen alcanzado el dominio espiritual. Ésa es una creencia prematura que no sólo frustra la evolución del maestro, sino que también transmite, en sus discípulos, una imagen muy limitada del desarrollo espiritual. En este sentido, T.K.V. Desikachar aconseja: «En ningún estadio del camino debes creer que te has convertido en un maestro. Siempre, por al contrario, debes alentar la esperanza de ser hoy un poco mejor que ayer y de ser mañana también un poco mejor que hoy» .

7. El orgullo espiritual

El orgullo espiritual aparece cuando el practicante, después de años de laborioso esfuerzo, alcanza cierto grado de sabiduría que utiliza para justificar su desconexión de cualquier experiencia adicional. Resulta tentador que, en lugar de permanecer continuamente abiertos a un conocimiento más profundo, nos durmamos en los laureles del logro espiritual. En este sentido, los practicantes espirituales orgullosos deberían encontrar el valor y la integridad necesarios para exponerse a individuos que les obliguen a demostrar sus logros.

El maestro budista tibetano Chägyam Trungpa Rinpoche consideraba el orgullo espiritual como uno de los obstáculos más difíciles de superar. Ése era, en su opinión, un problema que frustraba el desarrollo tanto de los maestros espirituales (llevándoles a creer que habían llegado al final del camino) como de los practicantes avanzados (haciéndoles creer que se hallan en un estado muy superior al de sus compañeros más jóvenes).

La sensación de “superioridad espiritual”, que consiste en sentir que “yo soy mejor y más sabio que los demás y, como soy espiritual, estoy por encima de ellos”, es otro de los síntomas característicos de esta enfermedad de transmisión espiritual. El síntoma mental de esta enfermedad incluye la sensación de “estar en el ajo”, es decir, de conocer realmente el ego, la conciencia y la espiritualidad. Y, entre sus manifestaciones físicas, cabe destacar la sensación de distanciamiento, la mirada de aprobación cuando los demás están hablando de cuestiones espirituales y la necesidad de afirmar, en la conversación, la superioridad de nuestro conocimiento espiritual.

8. La mentalidad de grupo

Conocida también como pensamiento grupal, mentalidad sectaria o enfermedad del ashram, la mente del grupo es un virus insidioso que incluye muchos de los elementos de la codependencia tradicional. Se trata de una enfermedad en la que un grupo espiritual se pone sutil e inconscientemente de acuerdo en el modo adecuado de pensar, hablar, vestirse y actuar. Las intenciones compartidas relativas a la práctica y el protocolo resultan invisibles y el establecimiento de acuerdos homogeneiza al grupo, proporcionándole un nivel de seguridad psicológica que tiene muy poco que ver con las aspiraciones compartidas del desarrollo espiritual. Los individuos y grupos afectados por la “mentalidad de grupo” rechazan a los individuos, actitudes y circunstancias que no se adaptan a sus reglas, a menudo implícitas. No hay grupo, independientemente de su grado de desarrollo, que no incluya, como parte de su estructura, aspectos de esta dinámica sectaria enfermiza. Y uno de los indicadores más claros de esta enfermedad es la negación o ignorancia de esa dinámica.
El sectarismo y el pensamiento de grupo son inevitables correlatos del psiquismo humano. Y aunque, en algunos casos, sus consecuencias sean leves en otras, no obstante, resultan letales. Recordemos, en este sentido, los suicidios colectivos de Jonestown y de la secta Puertas del Cielo. Dentro de un grupo espiritual, el individuo puede representar inconscientemente roles y dinámicas semejantes a los desempeñados en su familia de origen. Y, sin conciencia de esta dinámica, el grupo espiritual puede convertirse en una réplica colectiva de la familia disfuncional del individuo y de la misma codependencia que afecta al resto de sus relaciones. Es cierto que, en tal caso, reciben el consuelo de la sensación de pertenencia y la gratificación de identificarse con un grupo y/o con un líder carismático. ¿Pero cuál es el coste de esta recompensa? ¿Y en qué medida pone en peligro su integridad humana y sus posibilidades espirituales más elevadas?
Es importante que, en tanto que individuos, reconozcamos en qué medida nos mantenemos inconscientes debido a la mentalidad colectiva del grupo. Y los grupos deberían igualmente cobrar conciencia de su dinámica psicológica insana. De ese modo, perfeccionamos nuestra relación y alentamos una práctica y una comunidad espiritual más fructífera.

9. El complejo de persona elegida

Una enfermedad espiritual relacionada con la anterior, aunque con el toque añadido del orgullo espiritual, es el complejo de persona elegida. Se trata de una enfermedad que se halla presente en todos los grupos espirituales y se expresa en la creencia de que “nuestro grupo es espiritualmente más poderoso, evolucionado, iluminado o, simplemente, mejor que cualquier otro grupo”. Y esta conclusión suele ir acompañada de la idea de que “nuestro maestro es el más grande de todos los maestros” y otras creencias tales como “jamás (en toda la evolución de la humanidad) ha habido un grupo como el nuestro” o de que “nuestro grupo es el más importante y valioso para la salvación de la humanidad”.
Esta enfermedad suele derivarse de una tendencia psicológica profunda e inconsciente de impotencia, de falta de amor y de inmaterialidad que lleva a maestros y a discípulos a creer que su camino no sólo es el mejor para ellos, sino el mejor de todos los caminos posibles. Existe una importante diferencia entre el reconocimiento de haber encontrado el camino, el maestro o la comunidad más adecuados para uno y el de haber encontrado el camino, la misma diferencia, en suma, que existe entre afirmar “mi esposa/esposo es la mejor pareja del mundo para mí” y decir que “mi esposa/esposo es la mejor de todas”.
También es muy habitual que las personas reafirmen su sensación de valía psicológica creyendo que su asociación con un maestro poderoso o iluminado les confiere, de algún modo, poder o iluminación, un fenómeno conocido con el nombre de “culto a la personalidad”. Es como esos padres que se identifican desproporcionadamente con la belleza o los logros de sus hijos, como si las cualidades o acciones en cuestión no fuesen de sus hijos, sino suyas propias.

10. Supervivencia del ego basada en la ilusión de separación

Una de las enfermedades de transmisión espiritual más sutiles e insidiosas —y que llega a afectar a la inmensa mayoría de la población de aspirantes espirituales del mundo— es la creencia de que la espiritualidad tiene que ver conmigo, es decir, que yo estoy estudiando, que yo estoy llevando a cabo prácticas, servicio y esforzándome en sentirme bien, ser más feliz y convertirme en una mejor persona.

La falacia básica implícita en este error gira en torno a la creencia en el “yo”. El “yo” con el que casi todo ser humano se identifica es un constructo psicológico creado para sobrevivir, pero nos hemos identificado tanto con él que hemos acabado creyendo que somos el yo (un punto que veremos con más detenimiento en el capítulo 4, titulado “La psicología del ego”). Los místicos de todas las tradiciones han afirmado que “Dios es Uno” y que “Tú eres Eso”. Y, aunque todos los seres humanos sepan eso intuitivamente y muchos lo hayan llegado a experimentar por sí mismos, la creencia de que sus somos seres separados se mantiene durante toda la vida.

Este malentendido básico de nuestra identidad verdadera no sólo es el problema fundamental al que se enfrentan todos los aspirantes espirituales, sino el fundamento mismo de todas las enfermedades de transmisión espiritual. La inquebrantable certeza de que “yo soy quien creo ser” —que tiende a ser tan fuerte entre quienes entienden intelectualmente este concepto como entre quienes no lo entienden— es tan virulenta que tiñe toda nuestra práctica espiritual, desde el servicio hasta la meditación y el ritual. La mayoría nos pasamos nuestra vida en el camino sumidos en esta enfermedad integrada en nuestra conciencia. Se trata de una enfermedad de transmisión espiritual —quizá la más difícil de erradicar de todas ellas— que afecta tanto a maestros como a discípulos, movimientos religiosos y tradiciones espirituales.

11. “YA HE LLEGADO”
Pero existe una enfermedad tan letal para el progreso espiritual que he decidido considerarla aisladamente, la creencia de que “ya hemos llegado” a la meta del camino espiritual. Cuando esa creencia se asienta en el psiquismo, acaba todo posible avance espiritual. Y es que, en el mismo instante en que creemos haber llegado al final del camino, concluye todo posible desarrollo. Y no olvidemos que, cuando no seguimos avanzando, acabamos retrocediendo.

La enfermedad de creer que ya hemos llegado —conocida también como la afirmación prematura de iluminación, enfermedad zen o complejo mesiánico— es la mejor documentada dentro de las tradiciones espirituales y religiosas. En su libro El corazón del yoga, T.K.V. Desikachar explica que: «El mayor de los obstáculos consiste en creer saberlo todo. Suponemos que hemos llegado al final y que hemos visto la verdad cuando lo único que, en realidad, ha ocurrido es que hemos experimentado un período de calma que nos lleva a decir “¡Esto era lo que siempre estaba buscando! ¡Finalmente lo he encontrado! ¡Ya lo he conseguido! Pero lo cierto es que la sensación de haber alcanzado el peldaño más elevado de la escalera no es más que una ilusión».’

La tragedia es que esta enfermedad puede acabar infectando a la gente de un modo que deteriora gravemente su amor a la verdad. Es mucho el daño provocado por maestros espirituales poderosos, populares y carismáticos que, pese a tener una comprensión muy profunda, han perdido la humildad y, al no darse cuenta de lo mucho que ignoran, sólo enseñan prácticas y verdades a medias. Y estos casos despiertan muy a menudo, cuando las supuestas “verdades” se revelan falsas, un profundo sentimiento de traición, amén de resultar muy difíciles de curar. Son muchos, de hecho, los aspirantes espirituales sinceros que, después de haber sufrido los efectos de alguien aquejado del virus “yo ya he llegado”, jamás acaban de recuperarse lo suficiente como para confiar en otro maestro.

Un aspecto menos reconocible de esta enfermedad de transmisión espiritual se manifiesta en el pequeño mesías que todos, de algún modo, llevamos dentro. No es difícil imaginar a un líder carismático como Jim Jones convenciendo a sus seguidores para que se bebiesen el vaso de Kool-Aid que acabó con sus vidas, ni a un mesías tántrico de la Nueva Era enseñando a sus discípulos el modo de unirse con Dios a través del sexo… y utilizando, muy diestramente por cierto, para ello, la intermediación de su propio cuerpo. Lo que no resulta tan sencillo es descubrir y admitir al pequeño mesías que hay dentro de cada uno de nosotros. Me refiero a esa pequeña voz que, contra toda evidencia e incluso contra la claridad de nuestra propia conciencia, insiste en que realmente sabemos lo que está ocurriendo, en que somos algo más sabios que los demás, en que nuestro juicio es objetivo y en que nuestra visión es exacta y verdadera. Esto, a decir verdad, es algo que, en alguna que otra ocasión, muchos hemos experimentado… pero, ¿seríamos tan honestos como para admitirlo?

PREVENCIÓN CONTRA LAS ENFERMEDADES DE TRANSMISIÓN ESPIRITUAL
«La honestidad implacable con uno mismo» es la expresión con la que Lee Lozowick se refiere al proceso de desarrollo del discernimiento espiritual. Son muchos los casos en que, pese a ver con mucha claridad los obstáculos, no estamos dispuestos a reconocerlos. Es como si, en lugar de cambiar y curarnos, prefiriésemos seguir cómodamente asentados en la enfermedad. Afortunadamente, muchas enfermedades de transmisión espiritual son fáciles de detectar y también, en consecuencia, de curar. Y también disponemos, si estamos más interesados en la verdad espiritual que en la ficción y tenemos el coraje de admitirlas, pruebas que pueden ayudarnos a determinar nuestra salud al respecto.

Mariana Caplan: Libro, El discernimiento espiritual

http://www.omniainuno.com/conocimiento-actual/sabiduria-de-hoy/enfermedades-de-trasmision-espiritual/